Pasar al contenido principal

Aspectos destacados

Alianzas para alcanzar metas globales

Las investigaciones multidisciplinarias que apoya el IDRC comparten un objetivo común: contribuir a un cambio positivo en la vida de los habitantes de países en vías de desarrollo.

Contar con alianzas sólidas es fundamental para este objetivo. Creemos en el poder de las alianzas para generar ideas, aumentar la escala de soluciones innovadoras y brindar fondos para empoderar a investigadores e instituciones.

El informe anual de este año se concentra en las alianzas para un impacto global. Este informe demuestra cómo trabajamos con nuestros socios para construir un mundo más inclusivo y sostenible. Juntos, financiamos investigaciones y la formación de capacidades en el hemisferio sur para elaborar políticas públicas más sólidas, equipar a poblaciones vulnerables para que se adapten a los efectos del cambio climático, ampliar las oportunidades educativas, mejorar la salud y los medios de subsistencia, y mucho más. Estas inversiones cambian vidas en los países en vías de desarrollo, pero también destacan la investigación y la innovación de Canadá en el ámbito internacional, y crean oportunidades para forjar nuevas alianzas en el futuro.

" Hemos encontrado estabilidad económica al producir y vender pescado. Con estos ingresos, nuestra calidad de vida sin dudas ha mejorado..."

— PRODUCTORA DE PESCADO DE BOLIVIA QUE SE BENEFICIÓ CON UNA DE LAS 144 INNOVACIONES DE CIFSRF
Media
Remote video URL

Pruebas para elaborar mejores políticas

Desde la creación del Centro, hace casi 50 años, el IDRC ha colaborado con investigadores y encargados de formular políticas para generar datos, pruebas y conocimientos que brinden información para transiciones democráticas en países como Sudáfrica, Chile y Vietnam. Compartir datos y análisis específicos para el contexto, generar conciencia y formar capacidades consolida la capacidad y la eficacia de los investigadores y los encargados de formular políticas para escuchar y responder a las realidades de las personas del hemisferio sur.

Los resultados de la Iniciativa Think Tank (ITT), una colaboración de diez años entre el IDRC, la Fundación Bill y Melinda Gates, el Ministerio de Desarrollo Internacional del Reino Unido, la Fundación William y Flora Hewlett, la Agencia Noruega de Cooperación para el Desarrollo y la Dirección General para la Cooperación Internacional de los Países Bajos, dan cuenta del significativo impacto que pueden lograr los programas con múltiples financiadores. Esta alianza de 200 millones, que concluye en 2019, se centra en consolidar la capacidad de organizaciones independientes que hacen investigación sobre políticas para llevar a cabo proyectos basados en evidencias.

El apoyo de la iniciativa ayudó a 43 think tanks de veinte países a planificar a largo plazo, establecer prioridades de investigación, consolidar su capacidad para el compromiso con las políticas y la comunicación, y llevar a cabo investigaciones oportunas y pertinentes para las necesidades y las oportunidades nacionales.

Por ejemplo, el apoyo de la ITT ayudó a los think tanks locales a producir investigaciones basadas en evidencia que mejoraron las políticas y los programas de control de tabaco en África occidental y el uso de fertilizantes en África oriental; y que permitieron a la sociedad comprender las plataformas electorales partidarias en Guatemala, Ecuador y Perú.

Más información sobre la ITT

 

Media
Asif Jehengir cleans A Solar powered water pumping system allows Farmers to irrigate their fields in Talagang, Pakistan

Crear resiliencia al cambio climático

Las conclusiones de la Iniciativa de investigación para la adaptación a la colaboración en África y Asia (CARIAA) también dieron sus frutos este año. Este programa de investigación de siete años y 70 millones de dólares fue una alianza clave forjada a partir de la duradera relación del IDRC con el Ministerio de Desarrollo Internacional del Reino Unido. El concepto de alianza impregnó el diseño de la iniciativa, que organizó la investigación en torno a cuatro consorcios regionales y reunió a más de 450 investigadores y estudiantes de posgrado de 14 países de África y el sur de Asia. Este enfoque colaborativo también significó trabajar con comunidades locales, actores gubernamentales y expertos en políticas, quienes contribuyeron a los hallazgos de la investigación.

Más de mil millones de personas viven en zonas afectadas por el cambio climático: deltas, terrenos semiáridos y cuencas dependientes de glaciares de África y Asia. Estas son algunas de las zonas más sensibles del mundo al cambio climático y tienen las necesidades más urgentes de adaptación. La prioridad de la CARIAA fue generar conocimientos sobre los efectos intersectoriales del cambio climático en las zonas afectadas y aplicar estas conclusiones para acelerar las medidas y promover la resiliencia entre las personas más vulnerables que viven en dichas zonas.

Entre los más de 900 productos de investigación de esta iniciativa figuran 130 artículos en revistas especializadas revisadas por expertos. Tres de estos artículos se publicaron en las prestigiosas revistas Nature Nature Climate Change, y varios artículos científicos se incluyeron en un informe especial presentado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU.

Media
Remote video URL

Algunas conclusiones de la investigación también se volcaron en soluciones prácticas. Por ejemplo, se introdujeron prácticas agrícolas climáticamente inteligentes entre pequeños productores del norte de Pakistán. El aumento de la temperatura, los patrones variables de los monzones, la mala gobernanza y otros factores vuelven a la región extremadamente vulnerable al cambio climático. El agua es un recurso escaso, pero más de mil millones de personas en la región metropolitana dependen de ella para su vida y su subsistencia. La CARIAA probó varias medidas de adaptación en la región con el fin de mejorar la administración del agua y construir una capacidad local. Esto incluyó pasar del diésel a bombas alimentadas con energía solar y adoptar una serie de técnicas, como el riego por goteo y el cultivo múltiple. Las medidas de adaptación mejoraron la productividad de los cultivos, y el gobierno está ampliando su escala para incluir a 30 000 productores. Estos resultados positivos también se utilizan para influir sobre las políticas y prácticas.

La CARIAA también promovió la adopción de las investigaciones y consolidó el grupo de investigadores en el área. Más de 270 investigadores jóvenes de países en vías de desarrollo obtuvieron oportunidades para ampliar sus conocimientos, trabajar junto a profesionales de trayectoria y publicar sus investigaciones. Muchos de estos jóvenes ahora trabajan para sus gobiernos, siguen estudiando o buscan iniciar una carrera en investigación.

La iniciativa también consolidó los programas universitarios, ya que permitió mejorar la enseñanza y la formación sobre la resiliencia ante los efectos del cambio climático. En Nepal, las conclusiones de dos consorcios se incluyeron en un curso certificado sobre cambio climático para el sector privado, funcionarios subnacionales y la Universidad de Agricultura y Silvicultura. Uno de estos consorcios también se alió con la universidad local para brindar consejos de forma continua de acuerdo con las necesidades locales.

"El mayor triunfo de la colaboración, en especial en el trabajo de la CARIAA es la posibilidad de aprender de diferentes investigadores y personas con formaciones diferentes."

—  PRINCE ANSAH, UNIVERSIDAD DE GHANA

Los miembros de cada consorcio también formaron un grupo de trabajo dedicado a compartir y mejorar los enfoques de la investigación para conseguir un impacto (generar cambios en las políticas, conductas y actitudes). El grupo se convirtió en un centro de aprendizaje y de experiencia útil para toda la CARIAA, y sus lecciones son de alta demanda en varios programas de investigación. Un consorcio convirtió sus conclusiones en un gran curso abierto en línea, el cual se encuentra disponible a través de la Universidad de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica.

Una evaluación de la CARIAA determinó que la iniciativa contribuyó al desarrollo de más de veinte planes locales o nacionales de adaptación climática y más de doce políticas en once países. Por ejemplo, las conclusiones de uno de los consorcios motivaron la adición de una división dedicada al género y el cambio climático en el Plan de Acción Climática del Estado de Odisha, en la India. Así, la investigación de la iniciativa generó conciencia y construyó capacidades para promover un entorno más receptivo a la información sobre los riesgos, las vulnerabilidades y las necesidades de adaptación al cambio climático. Además, puso de manifiesto la urgencia de tomar medidas y continuar invirtiendo en la investigación en esta área.

Más información sobre la CARIAA

 

Media
A group of Syrian refugee students in a classroom using electronics
INTERNATIONAL EDUCATION ASSOCIATION

Innovaciones digitales para mejorar el aprendizaje

La educación es uno de los principales pilares del desarrollo económico y social, pero esta atraviesa una profunda crisis en muchos países en vías de desarrollo. El IDRC se asocia con investigadores, gobiernos y otras entidades que brindan financiamiento para respaldar investigaciones que identifican desafíos y desarrollan soluciones, cuya escala luego se amplía.

El conflicto en Siria y la resultante crisis de refugiados ha impactado de lleno en los sistemas educativos de El Líbano. Como más del medio millón de refugiados sirios menores de 18 años vive dentro de las fronteras de ese país, sus aulas están hacinadas. Los docentes calificados son muy pocos y tienen recursos insuficientes, y los niños traumatizados, así como las altas tasas de deserción se están convirtiendo en las nuevas normas.

Sin embargo, integrar a las comunidades desplazadas mediante la educación es un área que recibe cada vez más interés, dado su potencial de fomentar una coexistencia pacífica con las comunidades anfitrionas. Un proyecto financiado por el IDRC, centrado en el aprendizaje digital asequible, probó el potencial del Kit de Innovación Digital Coder-Maker (que incluye hardware y software de código abierto, herramientas digitales, materiales de capacitación y más) para mejorar el proceso de enseñanza y la calidad y la accesibilidad del aprendizaje para los hijos de refugiados sirios y sus comunidades anfitrionas.

gafas inteligentes

Las “gafas inteligentes”, por ejemplo, son uno de los proyectos diseñados y construidos por los estudiantes (fotografía de arriba) usando el Kit de Innovación Digital Coder-Maker. Dos estudiantes libaneses y tres de sus compañeros sirios desarrollaron las gafas para ayudar a otro estudiante con dificultades visuales a desplazarse por su propia cuenta. Las gafas (equipadas con una pequeña computadora, un sensor ultrasónico y un motor que vibra a diferentes intensidades para indicar los obstáculos en el camino) han ayudado al estudiante a trasladarse sin tropezar con otras personas u objetos. Sin embargo, las gafas son solo una parte del éxito del equipo. Las notas y la conducta también han mejorado, y el equipo está motivado para alcanzar una segunda etapa de desarrollo que le permitirá perfeccionar las gafas.

El proyecto desarrolla habilidades de alfabetización digital para los estudiantes sirios, un prerrequisito fundamental para aprender mediante métodos combinados (ya sea en Internet o  no). Los estudiantes aprenden al participar en consultas guiadas, aplicar lo que han aprendido en tareas prácticas y colaborar en pequeños equipos para resolver problemas de la vida real. El proyecto también desarrolla las capacidades de un grupo local de educadores para garantizar que estos enfoques puedan aplicarse en mayor escala e integrarse al sistema educativo general. 

Además de desarrollar habilidades fundamentales, como el pensamiento crítico, la colaboración y las comunicaciones, el programa ha eliminado las tensiones entre los estudiantes libaneses y los refugiados sirios al unir a las dos culturas de manera creativa, útil y productiva. Tras un éxito inicial en 41 escuelas y 4170 estudiantes, el gobierno de El Líbano ha expresado su firme intención de seguir ampliando el proyecto a todo el país.

"Antes, yo debía controlar a los estudiantes y decirles qué hacer en cada proyecto, pero aquí he descubierto aspectos de ellos que no conocía... Las conversaciones han cambiado; su conducta ha cambiado. Puedo y quiero hacer mucho más como docente."

— DOCENTE EN UNA ESCUELA CON INNOVACIÓN EN APRENDIZAJE DIGITAL DE BEIRUT, EL LÍBANO

El proyecto financiado por el IDRC, llamado “Aprendizaje digital para el desarrollo” (DL4D), se basó en el aprendizaje digital, la investigación colaborativa y la ampliación de la escala de innovaciones demostradas para mejorar los sistemas educativos.

La investigación del DL4D reveló que la importante escasez de docentes calificados era uno de los principales obstáculos para mejorar el aprendizaje digital. Las novedades asequibles que se ofrecen en línea, como la enorme cantidad de cursos abiertos que se usan en China, así como otras capacitaciones por Internet y presenciales, ofrecían oportunidades claras para mejorar la formación profesional de los docentes. El proyecto se amplió para incluir a socios de todo el mundo, y se formó la Coalición para la Formación Profesional Docente a Gran Escala.

La Coalición promueve una formación profesional docente de calidad, igualitaria y sostenible a gran escala. Para ello se enfoca en más de un millón de docentes de diez países usando tecnologías de la información y la comunicación. La Coalición también iniciará y apoyará esfuerzos para crear modelos eficaces de capacitación en todo el hemisferio sur en colaboración directa con gobiernos, educadores, donantes y otros socios.

Media
Remote video URL

Una síntesis de conocimiento de 44 de los proyectos relacionados con educación del IDRC identificó los principales factores que dan forma al proceso de aprendizaje a partir de herramientas digitales en diversos contextos de desarrollo: docentes y enseñanza; infraestructura; políticas; contexto; y alfabetización. Estas conclusiones brindarán información para futuras inversiones del IDRC en investigaciones relacionadas con el conocimiento.

La experiencia, el aprendizaje continuo y las iniciativas del Centro para forjar alianzas eficaces han sentado las bases para una nueva asociación fundamental que se confirmó en 2018-2019. Se trata de una colaboración de 77.2 millones de dólares con la Alianza Global para la Educación, el único fondo global dedicado exclusivamente a la educación en países en vías de desarrollo. Esta alianza fortalecerá los sistemas educativos y aumentará en gran medida el número de niños que aprenden y asisten a la escuela en países en vías de desarrollo. A partir de la experiencia y los programas sobre educación del IDRC, el Centro se encargará del Intercambio en Conocimiento e Innovación (KIX, por sus siglas en inglés). Este programa busca consolidar los sistemas educativos nacionales en hasta 67 países, garantizando que los ministerios de educación puedan acceder a conocimientos de vanguardia e implementarlos.

Más información sobre el proyecto de la DL4D

 

Media

Respuesta a una amenaza mundial en rápida evolución

El Fondo de Investigación Rápida (RRF, por sus siglas en inglés) para la enfermedad del virus del Ébola ejemplifica la larga búsqueda del IDRC de alianzas innovadoras, vanguardistas y sensibles con financiadores de mentalidad afín. Creada tras décadas de colaboración entre el IDRC, los Institutos Canadienses de Investigación en Salud y el Consejo de Investigación de Ciencias Sociales y Humanidades, esta alianza moviliza recursos para minimizar la amenaza del ébola y brotes pandémicos similares en tiempo real, ya sea dentro del país o en el exterior.

Canadá se colocó a la vanguardia del desarrollo y las pruebas de la vacuna contra el ébola durante el brote de 2014-2015 en África occidental. Esta vacuna previno el ébola en el 100 % de las personas vacunadas, pero se hizo evidente que, para prevenir y gestionar los brotes, también debían abordarse otros factores, como las conductas sociales, la falta de información, los conflictos y la desconfianza de los trabajadores médicos por parte de la comunidad.

Este año, el RRF brindó financiamiento a cuatro equipos canadienses-africanos de investigación interdisciplinaria para impulsar enfoques complementarios, muy necesarios, con el fin de combatir los brotes de ébola, entre ellos, el actual en la República Democrática del Congo. Los investigadores explorarán de qué manera los factores sociales, culturales y ambientales afectan la propagación del ébola; evaluarán la salud mental de la comunidad a fin de desarrollar herramientas para futuras intervenciones contra brotes; fortalecerán la realización y supervisión éticas de las investigaciones durante emergencias de salud pública; y analizarán cómo la información médica de rutina puede integrarse en las respuestas al ébola.

La iniciativa equipará mejor a los sistemas sanitarios y a las comunidades en caso de brotes, y sus conclusiones estarán disponibles para los sistemas de salud pública de todo el mundo. Esto incluye al de Canadá, país en el cual los recientes brotes de sarampión han demostrado que la confianza en el sistema médico, la participación de la comunidad, las conductas sociales y la necesidad de colaboración entre profesionales de la salud y de las ciencias sociales son tan relevantes allí como en la República Democrática del Congo.

Más información sobre el RRF para la enfermedad del virus del Ébola

 

Gobernanza

Gobernanza corporativa

La Junta de Gobernadores es responsable por la administración del Centro: se encarga de su dirección estratégica y supervisa las operaciones. La Junta actúa y realiza todas sus actividades de acuerdo con la Ley del IDRC, los estatutos generales del IDRC y las mejores prácticas de gobierno. Los roles y las responsabilidades, la composición y la organización de la Junta se describen en detalle en sus Estatutos.

 Ir a Gobernanza  

Rendición de cuentas

El IDRC rinde cuentas al Parlamento y a todos los canadienses por el uso de los recursos públicos. Estas son algunas de las medidas vigentes que nos permiten cumplir o superar los objetivos de rendición de cuentas y transparencia que establece el gobierno de Canadá.

 Rendición de cuenta

 

Finanzas

Debate y análisis de la Dirección y estados financieros

 

Este debate y análisis de la dirección (MD&A por sus siglas en inglés) consiste en un debate narrativo de los resultados financieros y los cambios operativos para el año fiscal que terminó el 31 de marzo de 2019. Este debate debe leerse junto con los estados financieros que comienzan en la página 34, que se prepararon de acuerdo con las Normas Internacionales de Información Financiera. Todos los importes monetarios se presentan en dólares canadienses, a menos que se especifique lo contrario.

Leer: Debate y análisis de la dirección y estados financieros para 2018-2019 (PDF, 1.77MB) 

 

Lea el Informe Anual 2018-2019 completo

Media
Remote video URL
IDRC/Sven Torfinn