Pasar al contenido principal

Nuevos proyectos abordan los efectos socioeconómicos del COVID-19 en poblaciones vulnerables

21 de Septiembre de 2020
¿Qué programas son más eficaces para proteger a los trabajadores informales de América Latina contra los impactos de la pandemia de COVID-19? ¿Qué paquetes de estímulo ayudarán a los países africanos a reconstruir economías que sean más inclusivas y ecológicas? ¿Qué intervenciones garantizarán la seguridad de los refugiados rohingya y las comunidades cercanas en Bangladesh durante y después de la pandemia?  
Joba Akter trabaja como vendedor de frutas en Dhaka, Bangladesh. Usa una mascarilla para evitar la propagación de COVID-19.
UN Women/Fahad Abdullah Kaizer

Estas son solo algunas de las numerosas preguntas de investigación que se abordan en 21 nuevos proyectos (que incluyen investigaciones en 42 países) para comprender las repercusiones socioeconómicas, mejorar las respuestas existentes y generar mejores opciones de política para la recuperación de la pandemia.

Esta iniciativa de apoyo rápido de tres años y CAD 25 millones se centra en las poblaciones y regiones más afectadas, mientras busca promover la igualdad de género y abordar las formas en que la pandemia de COVID-19 ha profundizado las vulnerabilidades existentes.

La investigación se centrará en las políticas económicas para mitigar el impacto y potenciar la recuperación; los esfuerzos para proteger a las empresas informales, los pequeños productores y las mujeres trabajadoras; y los enfoques democráticos para promover la rendición de cuentas, la inclusión y la participación cívica. 

A través de esta iniciativa, el IDRC también ofrecerá oportunidades para crear capacidades donde sea necesario, promover el aprendizaje entre los socios de investigación y brindar apoyo para la traducción del conocimiento. Este apoyo fortalecerá los esfuerzos para llegar a los actores relevantes en los gobiernos y otros sectores que pueden implementar las medidas necesarias para proteger a los que más sufren y para asegurar la equidad y la sustentabilidad durante el período de recuperación.

La respuesta mundial a la pandemia de COVID-19 debe garantizar la igualdad de género, los derechos y la inclusión, así como la sostenibilidad y la resiliencia ambiental. Las respuestas basadas en evidencias pueden respaldar esos esfuerzos y contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.